Odei Martin: todo por jugar en la Football League

heybridge españoles extranjero odei martin

El centrocampista vasco lo dejó todo para cumplir el sueño de ser futbolista en Inglaterra. Esta temporada marcó cinco goles y dio 16 asistencias con el Heybridge.

Hace dos años, Odei Martin (Irún, 1997) abandonó el sueño de ser futbolista. Tras jugar en Dunboa Eguzki y Real Unión de Irún comenzó una carrera universitaria y, tal y como él mismo confiesa, se le fue la pinza. «Jugaba en el Indartsu Club e iba con la selección de Vizcaya a pesar de ser guipuzcoano, pero me alimentaba mal y salía bastante de fiesta», recuerda Odei, cuyos planes de futuro dieron un giro de 180º cuando a uno de sus mejores amigos le diagnosticaron cáncer: «Entonces comprendí que, si mi sueño era ser futbolista, debía lanzarme a cumplirlo». Siguiendo los pasos de otros españoles como Joan Luque, Odei Martin se alistó al England THE Chance, un campus enfocado a que futbolistas de habla hispana puedan cumplir su sueño de jugar en Inglaterra. El modesto Heybridge Swifts FC le echó las redes y, tras dos temporadas notables -este curso hizo cinco goles y repartió 16 asistencias-, el objetivo de alcanzar la Football League está cada vez más cerca: «Sé que no soy un gran jugador. Yo soy un obrero del fútbol, pero lucharé por alcanzar el fútbol profesional inglés».

Con el Heybridge, Odei Martin ha competido en la Octava División inglesa, aunque su nombre ya suena para reforzar equipos de superior categoría -clubes de Sexta le tentaron en invierno-. Es el premio a un camino repleto de obstáculos. El vasco se marchó a Inglaterra en secreto, con una maleta de mano y unas decenas de euros que guardaba en efectivo en la cartera. Ya en el aeropuerto de Londres, donde esperaba a los organizadores de England THE Chance, Odei conoció a Joel, un joven de Santander con el que conectó rápidamente y que, sorpresa, aprovechó uno de sus viajes al baño para desaparecer con todo su dinero. «Pensaba hacer turismo por la ciudad y en su lugar tuve que ‘vivir’ en el baño de minusválidos del aeropuerto. Fueron los tres días más largos de mi vida».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *