La rentable empresa de Luis Figo y familia

Luis Figo y Helen Svedin.

El exfutbolista ha vuelto a la vida pública y con su mujer e hijas triunfa en el mundo de la moda

Luis Figo lleva 11 años siendo un exfutbolista. Durante su carrera deportiva fue pionero en saber invertir su fortuna sin encasillarse en el negocio del ladrillo. Creó un imperio pero su vida laboral durante estos años se ha limitado a eso, a invertir, a participar en algunos compromisos para la UEFA y a alguna colaboración menor como modelo junto a su esposa, la maniquí sueca Helen Svedin. Todo cambió el pasado mes de octubre. Junto a Helen, Figo ha sido la imagen de la última campaña de otoño invierno de la firma Pedro del Hierro. El matrimonio, uno de los más consolidados del mundo del deporte tras más de dos décadas juntos, presentaba imágenes de las tendencias de la temporada ante los medios en un acto en el que él bromeó con los periodistas asegurándoles que les había “echado de menos”. Como explicaron desde la firma de moda para argumentar la decisión de contar con el matrimonio Figo-Svedin, la pareja irradia magnetismo.

A los 46 años, el que fuera uno de los galácticos más controvertidos del Real Madrid por su llegada desde el Barça se ha reconvertido en modelo, demostrando que cuida y conserva su físico de cuando se vestía de corto. Al mismo tiempo que Figo escenificaba su regreso, dos de sus tres hijas presentaban otra campaña conjunta para una marca de joyas, confirmando el empuje publicitario en bloque de una de las familias de moda.

Lo que es indudable es el perfil comercial de ambos, juntos o por separado. Helen Svedin es la experta en moda de la familia. Fue imagen de la firma de moda más global de su Suecia natal, H&M, así como de otros referentes del sector de la belleza como L’Oreal o Schwarzkopf. Se instaló en Madrid cuando Figo fichó por el club blanco y desde la capital de España compaginó su carrera como modelo con su papel de esposa de futbolista estrella y de madre de tres chicas, Daniela (20 años), Martina (17) y Stella (15). Las dos mayores han decidido seguir los pasos de su progenitora y, lo que es más sorprendente, junto a ellas ha hecho lo mismo el patriarca del clan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *