La rebaja de las cláusulas devalúa la plantilla del Girona

Valery, en cambio, ha aumentado su valor un 1666%. El caso paradigmático es el de Portu, cuyo valor de mercado, según Transfermarket, es el de su cláusula.

Los jugadores del Girona celebran un gol en la temporada.

Para calcular el valor de mercado de un futbolista entran en liza varios parámetros. Algunos son ajenos a la voluntad de club y futbolista (como la edad del jugador) y otros dependen del rendimiento sobre el césped. Pero también, y hay que tenerlo muy en cuenta, están los contratos: el valor de mercado viene determinado en muchas ocasiones por la cláusula. Si ésta baja, el precio del futbolista lo hace acorde. Y en esas se encuentra el Girona.

El caso paradigmático es el de Portu, cuyo valor de mercado según Transfermarket (la web de referencia en este apartado), es de 10 millones. Ese es exactamente el coste de su cláusula de rescisión y es que pese a que el rendimiento del jugador sea superior, su cláusula es el tope. De seguir en Primera sería el doble y, el verano pasado, el Sevilla estuvo dispuesto a pagar hasta 18 millones por él. Este verano quien se lleve el gato al agua será la Real Sociedad, pero tan solo pagará 10.

En este caso se encuentran los futbolistas con más cartel del equipo, como Bono o Pere Pons, que también han visto reducida drásticamente su cláusula y, por lo tanto, su valor de mercado. Es evidente que el Girona ni puede ni va a pedir el mismo dinero por un traspaso en Segunda que en Primera, pero ello no evitará que sea de largo uno de los clubes que más dinero ingrese de la categoría este verano.Pese a que la devaluación ha sido generalizada (normal tras un descenso) hay ciertos jugadores que se escapan de esta lógica. Y son precisamente los futbolistas más jóvenes de la plantilla. Uno de ellos es Aleix García, propiedad del City y que no volverá a vestir de rojiblanco tras dos campañas cedido, que ha aumentado su valor de dos a tres millones de euros. El segundo es Pedro Porro, cuyo valor hoy es de 10 millones, y a quien parece complicado que el club pueda retener. Su juventud y proyección le convierten en un jugador con un gran cartel tanto en Primera como en el extranjero. Su lesión, que le impedirá disputar el europeo Sub-21, le apartará sin embargo del escaparate veraniego.

Pero si hay un futbolista cuyo valor ha aumentado esta temporada este ha sido Valery Fernández. El extremo subió del Peralada por necesidad (Aday y Mojica se lesionaron de gravedad) y fue una de las mejores sorpresas del curso. Siendo jugador del filial su valor de mercado era de 300.000 euros mientras que hoy, ya contemplado por todos como un futbolista del primer equipo, su valor se ha disparado hasta los 5 millones. Esto representa un aumento del 1666% de su valor, una subida astronómica para cualquier futbolista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *