La nueva vida de Malena Costa y Mario Suárez en España

Malena Costa y Mario Suárez vuelven a España tras su periplo internacional. El futbolista ha fichado por el Rayo Vallecano.Malena Costa y su marido, el futbolista Mario Suárez.

Se acabó la ‘aventura china’ de Mario Suárez y Malena Costa. La pareja ha conseguido volver a España gracias al fichaje del futbolista por el Rayo Vallecano.

Después de dos temporadas viviendo en el país más poblado del mundo por motivos profesionales, el crack madrileño ha fichado por un equipo español, algo que seguro que ha alegrado sobremanera a su mujer, que echaba mucho de menos a sus familiares y amigos.

Repasamos todos las mudanzas que han tenido que hacer la WAG y su esposo desde su salida del Atlético de Madrid en 2015.

Los inicios

El futbolista madrileño conoció a Malena Costa y forjó la relación con la modelo durante su época en el Atlético de Madrid. El de Alcobendas ganó con el club colchonero la Supercopa de Europa en 2010 y 2012, la Europa League en 2012, la Copa del Rey en 2013 y la Liga y la Supercopa de España en 2014.

Mario ya había formado parte del Club en el 1999, en las categorías inferiores y en el Atlético de Madrid B.

Malena Costa por su parte venía de una ruptura dolorosa con Carles Puyol. Tenía 22 años y decidió mudarse a la capital -vivía entonces en Barcelona- en busca de mejores oportunidades laborales.

La modelo conoció al que es hoy en día el padre de sus hijos en mayo del 2012. Según el mismo deportista ha confesado, lo suyo comenzó como “un rollito” pero rápidamente surgió el amor. En palabras de la de Mallorca “fue amor a primera vista”.

Malena y Mario no tardaron en comenzar a convivir junto a sus mascotas a la par que se hacía público el romance y se convertían en una de las parejas de moda.

A lo ‘Willy Fog’

A los 3 años de iniciar el romance Malena tuvo que hacer las maletas por primera vez cuando en julio del 2015 se hizo oficial el traspaso del centrocampista a la Fiorentina, de la Serie A italiana.

La WAG no dudó ni un momento en acompañar a su chico. Ambos aprovechaban cada minuto libre en sus agendas para dar románticos paseos por Florencia, su nuevo lugar de residencia. “En poco tiempo ya me siento como en casa. La gente de aquí nos ha acogido con los brazos abiertos y me encanta cómo se come”, decía Malena en aquel entonces.

Tras este ‘amor a la italiana’ Costa volvió a cambiar de residencia siguiendo los pasos de su novio que iniciaba una nueva aventura en el Watford FC, club ubicado en Londres.

En ese momento Malena ya estaba a la espera de su primer bebé y, aunque seguía viajando a España para cumplir con sus compromisos laborales, no tuvo dudas: “tenía claro que le acompañaría y he tenido suerte con el destino pero me hubiese ido a cualquier lado. Era lo que Mario quería y para que yo esté feliz él tiene que estarlo”.

Tras este breve etapa en el país británico el jugador estuvo un año en Valencia. En la capital del Turia a la pareja se la veía mucho más feliz, cerca de los suyos y con un clima agradable. Sin duda, un bálsamo para la recién estrenada mamá, que posaba así de contenta junto a su pequeña, Matilde. 

Sólo un año después (junio de 2017) el futbolista, cedido en el Club Ché, firmó por el Guizhou Zhicheng, de Gregorio Manzano. El club acabada de ascender esa temporada a la Superliga china y Mario se iba por un salario cercano a los 2 millones de euros.

Malena, embarazada de nuevo, decidió aparcar su carrera como modelo para embarcarse en esta aventura en familia, rumbo al gigante asiático y con un pan bajo el brazo.

Ambos han reconocido que se la adaptación ha sido complicada y que echaban de menos a los suyos. Con dos retoños, la pareja (que se casó por sorpresa en junio de 2017) ha tenido que apoyarse mutuamente para sobrellevar las dificultades.

“En la ciudad en la que me encuentro ahora es muy complicado desarrollar mi carrera. Para mí es muy importante mi trabajo y mi independencia” ha comentado la modelo.

Ahora, la joven lo tendrá mucho más fácil para seguir manteniendo la independencia económica con la que tan bien se siente. El matrimonio y sus dos hijos, Matilda y Mario Jr. por fin vuelven a España.

El futbolista ya ha comenzado a entrenar con el que es su nuevo equipo, el Rayo Vallecano.

Por su parte, las amigas de Malena ya están esperando a la modelo, que podrá volver a hacer los planes que acostumbraba. Por ejemplo, aqui la vemos junto a una de sus mejores amigas, Jessica Flores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *