La ansiedad ataca a los futbolistas por la crisis económica del COVID-19

Philippe Piat y Theo van Seggelen, presidente y secretario general de FIFPro

Según FIFPro, se ha detectado un repunte de los casos de ansiedad desde el inicio del confinamiento. Esta situación ha tenido mayor incidencia en los deportes colectivos como el fútbol.

En equipo. La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) publicó hace cinco años un estudio en el que concluyó que los futbolistas profesionales tienen un elevado riesgo de sufrir depresión por la exigencia pública que tienen. Según la encuesta, más del 35% sufría alguno de estos problemas de angustia, especialmente si habían tenido lesiones de larga duración. Pues bien, el coronavirus también ha afectado de lleno a la moral de los jugadores. Según FIFPro, se ha detectado un repunte de los casos de ansiedad desde el inicio del confinamiento, situación que ha afectado a todos los atletas, pero con mayor incidencia entre aquellos que practican deportes colectivos, como es el caso de los futbolistas.

ERTE. Los jugadores son igual de sensibles que el resto de la población a los problemas generados por el COVID-19. La salud es la gran preocupación, pero los futbolistas tampoco son inmunes a los recortes salariales, los ERTE y la inseguridad que genera la crisis. Algunos sindicatos han iniciado programas de ayuda para sus afiliados. Uno de los primeros en hacerlo ha sido el sindicato escocés de futbolistas profesionales (PFA Scotland), que ha enviado a sus afiliados una serie de recomendaciones para evitar los pensamientos negativos. «Algunos jugadores se angustian ante los problemas económicos y también por la incertidumbre sobre el futuro», reconoce Michelle Evans, responsable de bienestar del PFA Scotland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *