Jugadoras en huelga

La Real Sociedad se enfrenta al Athletic, en un encuentro de la Liga Iberdrola.

Las futbolistas de la Liga Iberdrola reclaman a los clubes mejoras salariales

Con su decisión de ir a la huelga, adoptada la semana pasada por una abrumadora mayoría del 93%, las futbolistas de la Liga Iberdrola quieren dar un toque de atención sobre las condiciones en las que desarrollan su actividad, sobre todo en los clubes humildes. Aspiran a ser reconocidas como profesionales, tener un convenio colectivo y que sus derechos laborales sean respetados. Piden también un salario mínimo de 12.000 euros anuales por media jornada mientras que la patronal (los clubes) solo parece dispuesta a garantizar 8.000.

Son cantidades que están a años luz de las que perciben los jugadores de Primera División, pero no se trata, obviamente, de reivindicar una igualdad salarial. Lo importante es garantizar la supervivencia del fútbol femenino y alentar su crecimiento. El primer paso es superar las líneas rojas y alcanzar puntos de acuerdo que desemboquen en una negociación fértil. Y todo sin dejar de lado la búsqueda de fuentes de ingresos, una de las grandes losas que pesan sobre las competiciones femeninas de clubes, pero también sobre las masculinas (al margen de la Liga Santander).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *