El Villarreal se queda a medias en Israel

En Tel Aviv, el Villarreal se dejó este jueves los primeros dos puntos en Europa, sumando un empate con el que no certifica el pase a las eliminatorias pero que le deja a un paso con dos jornadas a la vista. La gestión de Emery de la competición doméstica y la continental le resultó productiva a medias ante el Maccabi, que venció su timidez en la segunda mitad para lograr equilibrar un partido en el que el Villarreal se mostró condescendiente en gran parte del choque, administrando esfuerzos ante un rival menor que no se venció y celebró la igualada conseguida con gran esfuerzo.

En un escenario para reivindicarse, Kubo pasó de puntillas por Israel. Para Emery, el talento no se presupone, se demuestra en el terreno de juego como lo hizo el canterano Álex Baena, autor del gol amarillo, este jueves de azul.

Con el balón en su poder, el Villarreal, con su unidad europea, se tomó el asunto con calma, cómodo en su papel de favorito, fiado a su superioridad ante un Maccabi conforme sin que nada sucediese, también paciente, sin arriesgar un pase ni adentrarse en la zona defensiva amarilla, territorio comanche para los israelís.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *