El misterio de las lesiones de Dembélé: «No sólo hay que trabajar el físico, también la cabeza»

Los expertos en recuperación física dicen que para evitar las repetición de roturas se deben respetar los protocolos y descansar

Ousmane Dembélé acumula 10 lesiones desde que llegó al Barcelona. Su musculatura parece hecha de cristal. Ahora, la rotura del tendón del bíceps femoral de la pierna derecha amenaza con dejarlo varios meses sin jugar. Pero este contratiempo puede ser, a la vez, un obstáculo y un trampolín en su carrera. Todo depende de él.

«La rotura del bíceps femoral se da más en jugadores explosivos que en, digamos, jugadores gasoil. Es difícil que Busquets tenga una lesión así. Es un magnífico jugador, pero es de fibra lenta. Jugadores como el propio Dembélé o Mbappé son de fibra rápida y, por tanto, son más propensos. Es un músculo muy fuerte, porque la fuerza genera velocidad, y estos futbolistas son muy veloces, pero tienen ese riesgo añadido», analiza José Luis San Martín, ex preparador físico del Real Madrid.

«No digo que sea el caso, pero, a veces, los protocolos de una lesión no se llevan a cabo al 100%. Si alguno de los pasos no se respeta, viene la recaída. Y con cada recaída, el músculo se acorta», apunta. Desde su punto de vista, las lesiones son inevitables. «No creo en la prevención de lesiones. Todos los que hemos trabajado con futbolistas de élite sabemos que se trabaja con ellos para alargar al máximo la aparición de la lesión. El fútbol es uno de los deportes más intensos del mundo a nivel articular y muscular», argumenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *