El coronavirus ya es un problema laboral para el fútbol español

El fútbol más modesto sufrirá previsiblemente los efectos más duros de la crisis del coronavirus.

Los clubes planean ERTEs, Tebas pide calma y no precipitarse y AFE vigila posibles irregularidades: «Es un Estado de Alarma; no de ilegalidad».

La pandemia del coronavirus ya está teniendo un importante impacto en la economía mundial, en el mercado laboral español y, como no podía ser de otra manera, en la salud del fútbol español. Los clubes, reunidos periódicamente con Javier Tebas vía telemática, han puesto en los últimos días sobre la mesa la posibilidad de echar mano del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en sus entidades y acordar una bajada salarial común en sus plantillas profesionales. Y, de momento, las reacciones a estas propuestas se están produciendo en una doble vertiente. Por un lado, el presidente de LaLiga ha apelado a la calma para resistir como Las Palmas y no seguir los pasos de otros clubes no profesionales (Castellón): la patronal trabaja para que las pérdidas, que podrían llegar a ser de 700 millones, sean las menores posibles. Y, por otro, los sindicatos están informando a sus futbolistas de cuáles son sus derechos ante esta incertidumbre, en el que un club goza del mismo tratamiento que una empresa, al mismo tiempo que ya están abordando estrategias para vigilar posibles irregularidades.

«No hay que confundir el estado de alarma con el estado de ilegalidad», aseguró ayer David Aganzo (AFE) en una carta en la que pide comunicación al Ministerio, CSD, RFEF, LaLiga y, sobre todo, protección para los futbolistas. Hacer ERTEs en el fútbol profesional sería, según fuentes sindicales, «una locura con la que colapsaríamos el sistema». Por eso se pide responsabilidad con el dinero público y que no haya histeria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *