Dos penaltis demasiado rigurosos marcaron el partido

FOTO: GETTY  

Olivera se jugó la roja al dejar los tacos sobre Anguissa que había hecho la falta. Poco después, Anguissa volvió a ser pisado en una de esas jugadas que a principios de Liga eran roja.

En la segunda parte, Nyom exageró la caída buscando el penalti tras un forcejeo. En el min. 62, Estrada Fernández pitó penalti de David Soria que llegó a tocar el balón. Álvarez Izquierdo en el VAR sostuvo la decisión por protocolo aunque no merecía la pena máxima.

En el min.82, Moi notó un contacto del rival que el VAR hizo revisar y acabó en otro penalti demasiado riguroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *