“Diego se escapó del cielo y nuestra misión es acompañar su regreso con alegría”

Acorde a la condición de los dioses, Diego Maradona también hace milagros después de su muerte: tras un día marcado por el dolor, una vigilia festiva irrumpió en Buenos Aires este miércoles por la noche.

En el cierre de una de las jornadas más tristes de Argentina, un carrusel de gritos, cantos y bocinazos marcaron la antesala del velatorio que comenzará este jueves por la mañana en la Casa Rosada, que se espera multitudinario y durará hasta el fin de semana.

“Diego se escapó del cielo y nuestra misión es acompañar su regreso con alegría y cantos”, dijo Walter Rotundo, integrante de la Iglesia Maradoniana, tan fanático que bautizó a sus hijas como Mara y Dona, ambas de 9 años. “Tenemos que ser egoístas y dejarle la tristeza a los familiares. Diego, a nosotros, solo nos dio alegrías y debemos despedirlo así. La primera sensación fue de dolor: ahora es de gratitud”, agregó el hincha, uno de los organizadores del encuentro en el que miles de fanáticos se congregaron en el Obelisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *