Competencia máxima en el centro del campo del Atlético

Las llegadas de Héctor Herrera y Marcos Llorente colocan a cinco jugadores con la posibilidad de ocupar el medio. La marcha de Rodrigo deja el pivote abierto.Thomas, Saúl, Koke, Héctor Herrera y Marcos Llorente.

La competitividad ha sido santo y seña de Simeone desde su etapa como futbolista hasta su trasvase a los banquillos. El técnico argentino siempre ha abogado por tener una plantilla que le dificulte al máximo la confección de sus onces, donde todos los miembros del equipo puedan ser titulares, aunque para ello tenga que renunciar a un conjunto con más fichas y acabe con una plantilla corta completada con jugadores del filial.

Para el Cholo, esta temporada será un quebradero de cabeza elegir su centro del campo. El Atlético firmó a Marcos Llorente, que está apabullando en la pretemporada, para cubrir la baja de Rodrigo y además añade a Héctor Herrera para sumarse a la pelea con los Koke, Saúl y Thomas, que ya llevan formando parte de la plantilla varias temporadas tras salir de la cantera. Habitualmente Simeone sitúa un doble pivote junto a otro mediocentro tirado hacia la banda, llegando a utilizar en varias ocasiones a Saúl y Koke en los costados formando un cuatrivote. Sin embargo, la calidad de los jugadores de arriba, Morata, Diego Costa, Joao Félix, Lemar… complica la presencia de estos jugadores en banda. Además, se trabaja en la posible llegada de James Rodríguez que ampliaría aún más el campo ofensivo.

El Cholo no podrá ponerlos a todos, que se tendrán que ganar sus minutos en los entrenamientos. Para ejercer como ancla, el jugador que más se adapta es Marcos Llorente. Recién llegado desde el Real Madrid, tendrá la difícil misión de intentar cubrir el hueco dejado por Rodrigo, fichaje más utilizado por Simeone en su primer año de rojiblanco. Su juego se adapta a la perfección al estilo atlético, muy físico y con una gran habilidad para la recuperación. Llorente era el jugador favorito para el técnico argentino en la búsqueda de suplir al anterior ’14’. Sus datos en el Alavés en su único curso como titular dejan claro que puede hacerlo.

En ese puesto también pueden actuar Thomas o Saúl, como han hecho en las últimas temporadas. El ghanés tiene un físico prodigioso que le permite recuperar y aportar en la salida. Sin embargo, en ese puesto pierde llegada y puede desplegarse menos en ataque, donde destaca por su tremendo disparoMismo caso que Saúl, que jugando tan atrás pierde sus mejores virtudes (zancada, capacidad de llegada, de ver puerta y de regate) y sufre dificultades teniendo que iniciar el juego.

Con más capacidad de llegada

Los dos futbolistas prefieren jugar con un pivote a su lado. También ocurre con Koke y Héctor Herrera. El vallecano acostumbra a partir tirado a la banda, aunque puede hacerlo a la perfección en el medio. Con Koke el Atlético tiene una salida de balón más limpia, con capacidad de cambiar el juego y más precisión en los pases, pero sufre más cuando ataca el rival. Herrera llega al Atleti con la posibilidad de partir desde el doble pivote, jugar en la mediapunta o también tirado hacia una banda. El mexicano tiene un físico notable, un gran despliegue, mucha llegada, gol y trabajo. Su incorporación sin pago alguno abre una nueva posibilidad para Simeone con un jugador muy experimentado y que crece cuando recibe el balón en campo contrario.

Así, estos cinco jugadores tendrán que competir al máximo para ganarse cada minuto. Hay tiempo para todos, y los tres canteranos son de la máxima confianza del técnico. Las dos caras nuevas están dejando claro en el inicio de pretemporada que llegan para competir el puesto y tener minutos en el esquema del Atlético. Ahora, le tocará a Simeone elegir los integrantes del que probablemente sea su centro del campo más numeroso y competitivo desde su llegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *