«Celebramos el 7-3 con galletas y naranjada, nada de whisky escocés»

"Celebramos el 7-3 con galletas y naranjada, nada de whisky escocés"

Se cumplen 60 años de la final más sonada de la Copa de Europa. Lo que no es tan conocido es que Bernabéu disfrutó con sabor agridulce la quinta seguida.

Hoy se han cumplido 60 años de la final más sonada de la Copa de Europa, con un once formado por Domínguez; Marquitos, Santamaría, Pachín; Vidal, Zárraga; Canario, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y GentoEse 7-3 del Madrid al Eintracht de Francfort, los 127.000 escoceses que abarrotaban las gradas de Hampden Park, los cuatro goles de Puskas, los tres de Di Stéfano, que la BBC repite cada año en Navidad el partido para deleite de los amantes del fútbol vintage… Todo eso ya se lo saben ustedes de memoria y es innecesario reeditarlo de nuevo ni siquiera en un día tan especial como es el 60 aniversario de aquella final irrepetible.

Lo que no es tan conocido es que Santiago Bernabéu disfrutó con un sabor agridulce esa quinta Copa de Europa consecutiva (hito jamás repetido por ningún otro club). De hecho, los veteranos que aún siguen vivos cuentan que la celebración en el hotel de concentración no tiene nada que ver con los fastos que ahora se acostumbran por lograr cosas con bastante menos brillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *