Aitor Larrazabal celebra la recuperación de su hijo Gaizka

Gaizka Larrazabal ya está a disposición de Garitano

“Ya está bien, entrenando. No ha tenido fiebre ni malestar”. El confinamiento de su hijo Gaizka por culpa de la covid-19 ha sido un buen susto que ya es pasado. “Si tienes que estar diez días o una semana, pues bueno, es algo que va a ser lo que parece que nos puede ocurrir a todos de aquí a un tiempo, pero estar 28 días, y aunque tienes la posibilidad de disponer de una casa grande, con jardín, para hacer cosas, no dejas de estar solo y vivir aburrido en muchos momentos y es lo que toca. Paciencia, era una de las claves, y ya ha pasado esto”, explica Aitor Larrazabal.

Ahora toca ponerse a tono lo antes posible y subirse a un tren que se le ha complicado. “Aunque estés haciendo algo siempre pierdes”, entiende el míster fabril, a la espera de novedades sobre su hijo. “No sé nada. Supongo que hablará con el míster para saber su futuro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *