1×1 de Venezuela: Faríñez y Osorio se consagran ante Brasil

El portero y el central fueron los líderes del muro de la Vinotinto. Gran trabajo de Junior Moreno y de Rondón, complicando aún más el partido de la anfitriona.

Faríñez: volvió a tener un partido lucido, con varias intervenciones de mérito especialmente en la primera parte. Cada minuto que pasa su figura se hace más importante.

Hernández: los bandas de Brasil no pararon de buscarle en el uno contra uno, y aguantó bien casi todo el partido. Lo pasó peor en el final, pero hizo un digno encuentro. Acabó tocado.

Villanueva: correcto partido del central, que se ha ganado un puesto por seguridad y contundencia. Un futbolista que crece cuando se pone la camiseta de la Vinotinto.

Osorio: su partido es un ejemplo de lo que tiene que hacer un central. Sobrio, sin excesos y siempre bien colocado. Con la pelota le dio claridad a Venezuela en la salida. El mejor defensor que tiene Dudamel.

Rosales: volvió a demostrar porque es uno de los líderes del equipo. Incombustible, incluso cuando más le forzaron los brasileños. Siempre rinde, hoy le tocó por la izquierda.

Moreno: un jugador infravalorado. Su trabajo táctico es imprescindible en el equipo. Trabajó mucho ayudando a los centrales y no paró de tapar huecos cuando más lo necesitó Venezuela.

Rincón: primer hombre en la presión y el encargado de lanzar muchos corners. Aguantó los 90 minutos, aportando su garra y su carácter, que fueron de gran ayuda.

Herrera: tuvo un gran rendimiento, pero su partido se vio manchado en el segundo tiempo, cuando se marchó lesionado. Es duda para el duelo ante Bolivia.

Murillo: aunque pudo explotar su velocidad en pocas ocasiones, cuando lo hizo encontró rédito. Fue clave en las ayudas a su lateral, aunque jugó mucho tiempo con una amarilla y eso lo condicionó.

Machís: un futbolista diferente que Dudamel no puede permitirse tener en el banco. Volvió a aportar la calidad y el desequilibrio que cualquier equipo necesita si quiere llegar lejos. También ayudó en defensa.

Rondón: el titán volvió a vivir un partido incómodo, pero más incómodo fue para los defensores brasileños, que tuvieron dificultades para frenarlo. Rozó el gol en un par de ocasiones, pero le volvió a fallar la puntería.

Soteldo: viéndole jugar, es difícil entender porque Dudamel no lo incluyó en la primera lista. Dio desahogo gracias a su calidad, aguantando la pelota en banda. También ayudó todo lo que pudo a su lateral.

Figuera: dio el susto en una de sus primeras acciones, pensando que podría tener una lesión importante. Sin embargo, se recuperó y fue de gran ayuda en el mediocampo, dando aire fresco a un equipo tocado físicamente.

Martínez: salió para buscar alguna contra al final, pero no le llegaron suficientes balones. Eso sí, ayudó dándole desahogo al equipo desde la punta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *